PROFECÍA INDIA Sólo después de que el último árbol sea cortado. Sólo después de que el último río sea envenenado. Sólo después de que el último pez sea apresado. Sólo entonces sabrás que el dinero no se puede comer.

domingo, 3 de junio de 2012

ANA MARÍA MANCEDA,(NEUQUÉN) SELECCIONADA PARA ANTOLOGÍA DE LAS PROVINCIAS. EDIT. DUNKEN


Estimados, deseo comunicarles que he sido seleccionada por Editorial Dunken (Buenos Aires) para la Antología de "SELECCIÓN DE LAS PROVINCIAS CUENTO Y POESÍA 2012" por mi obra
"Dos copas de vino y la vida"
por Ana María Manceda, Neuquén, Patagonia Argentina.





Selección de las
provincias
Cuento y Poesía
Compilado por
Ricardo Tejerina
Editorial Dunken
Buenos Aires
2012
Hecho el depósito que prevé la ley 11. 723
Impreso en la Argentina
© 2012 Autores Varios
ISBN
Impreso por Editorial Dunken
Ayacucho 357 (C1025AAG) - Capital Federal
Tel/fax: 4954-7700 / 4954-7300
E-mail: info@dunken.com.ar
Página web: www.dunken.com.ar
Compilador: Ricardo Tejerina
E-mail: ceprofis@yahoo.com.ar
Web: www.rtyelojocriptico.blogspot.com
Coordinación Editorial: Sabrina Mariel Vega
seleccion@dunken.com.ar
Prólogo
“Si en este instante bajar yo pudiera,
si soltara amarras y allende me fuera,
hasta la Pachamama quizás llegaría,
hasta las entrañas de la tierra nuestra.”
Fragmento de “Pasión Argentina”, que escribí en 2011,
con el que humildemente me sumo a esta obra pletórica de sentidos.
Quiero comenzar estas líneas introductorias de la Selección de las Provincias
destacando los tres pilares en los que, considero, se apoya esta obra:
El primero es de naturaleza emprendedora, puesto que surge a partir de
la vocación de Editorial Dunken consistente en producir un proyecto literario
de raíz federal, que posibilita la publicación de autores de todo el territorio nacional,
los que unidos a través de la creatividad poética o narrativa, dan cabal
testimonio de la potencia expresiva que distingue a nuestro pueblo.
El segundo, de matriz cultural, me remite a la idea de convivencia e interculturalidad
dentro de ese mismo pueblo, puesto que este libro reúne aleatoriamente
a dos géneros distintos como lo son el cuento y la poesía, (y a sus hijos
dilectos: el microrrelato y la prosa poética), pero también contiene vivencias,
circunstancias, costumbres, estilos, realidades y contextos diferentes, producto
de la procedencia particular de cada autor. Esa característica heterogénea
de orígenes (aun dentro de la misma Patria), deriva en una propuesta rica en
matices y contrastes, pero de igual modo capaz de brindar una amplia idea de
unidad colectiva, integradora y trascendente.
Finalmente, el tercer pilar es puramente artístico, pues esta obra es, por
cierto, un emergente fidedigno de nuestro propio arte, construida desde las
entrañas mismas de la Argentina íntima. Se trata pues de pinceladas literarias
que desnudan la sensibilidad y agudeza de nuestros autores, todos comprometidos
con la afanosa y noble tarea de la construcción de sentido, ya sea desde
la más pura ficción desarrollada en un relato, o desde la realidad más cruel y
dolorosa reconvertida en verso de poesía.
8
¡Enhorabuena, que tengamos esta chance! Ciertamente, estamos alumbrando
un hijo literario, concebido con la ilusión y el trabajo fecundo de los
autores y la coordinación editorial. Como compilador, me siento honrado y
afortunado de ser parte de esta creación colectiva que se ha nutrido con la
fuerza creadora de todas las regiones argentinas; y como lector de la misma:
me confieso por demás gratificado dada la riqueza y singularidad de cada una
de las obras publicadas en este volumen, las que he seleccionado entre otras
muchas, con la mayor rigurosidad profesional, unida –claro está– a la emoción
y subjetividad que cada ejercicio de preferencia implica.
Es por demás auspicioso el contenido de este libro, el que fluye entre
párrafos y versos, de conjunto combinados en súbita armonía. Se destacan los
relatos escogidos por ser dignos tributos al género cuento, dando preciso testimonio
de la vigencia y del virtuoso palmarés que acredita la narración breve
a lo largo de la historia. Y también descuellan nuestros sensibles poetas que
pergeñaron sus rimas inspirados en el afán de convocar a la más pura emoción.
Quien nos acompañe en la aventura de la lectura hallará en esta obra
huellas, vestigios y deícticos de aquellas plumas americanas que llamamos
“grandes” y que a todos nos subyugan; como si de modos diversos las musas
de Don Atahualpa Yupanqui, o de Almafuerte, Neruda, Benedetti, José Hernández,
Borges y Cortázar se llegaran hasta aquí para augurarnos el acierto
del camino escogido y transitado. Hablo de esas mismas musas que el maestro
Picasso no sabía si existían, pero siempre quería que lo encontrasen trabajando.
Los libros son como las personas, hay que conocerlos por dentro para
apreciarlos y quererlos; no trepide entonces, amigo lector, en sumergirse en
la pluralidad de sentidos que estas páginas le ofrecen. Y sepa también que no
he venido a prometer sino a cumplir. Tan seguro de ello estoy que la primera
vuelta de lectura va a mi cargo; puede usted empezar ya mismo, y también,
por donde guste.
Ricardo Tejerina

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.