PROFECÍA INDIA Sólo después de que el último árbol sea cortado. Sólo después de que el último río sea envenenado. Sólo después de que el último pez sea apresado. Sólo entonces sabrás que el dinero no se puede comer.

miércoles, 21 de octubre de 2009

EL VIAJE MÁS EXTRAORDINARIO. ANA MARÍA MANCEDA.




Hace miles…miles de años
comenzó el viaje más extraordinario
de la especie humana.
Descendían de antepasados conquistadores;
De los que conquistaron bajar del árbol
De los que conquistaron caminar erectos
De los que conquistaron tomar en sus manos
el mágico fuego que provenía del cielo.
Sumaron al alimento vegetal, la carne y
la médula de los huesos.
Sus cerebros más pensantes, abstractos
inventaron códigos para comunicarse
a través de sus lenguas inciertas.
Siempre juntos, gregarios, nómades.
Marcaron las huellas de sus incansables pies
en la lava aún caliente.
El sol ecuatorial se desplomaba recto,
El Sol y la evolución les regalaron una negra piel
para resistir las agobiantes jornadas.
Y se multiplicaron, inquietos, curiosos, exploradores.
Un instante, un momento y una tribu decidió seguir
su viaje y caminar….caminar…caminar…
Cruzaron valles, subieron colinas, navegaron mares
en cáscaras de nueces.
Atravesaron selvas, desiertos, ríos.
Sus brújulas eran los murmullos de la tierra
y las mágicas figuras de las estrellas que traviesas
juegan en la oscuridad del cosmos.
Emocionados, religiosos, místicos,
vieron cruzar bolas de fuego en el cielo y
esconderse la luna por la sombra rojiza
del planeta provocada por el Sol.

Y sus hijos y los hijos de sus hijos descubrieron
el hielo, las cavernas, la infinitud de las pampas.
Sus pieles y sus ojos mutaron, sabia naturaleza,
para resistir la atmósfera helada.
Sus familias se dispersaron como abanicos tornasolados.
Agradeciendo a sus dioses, pedían protección, maravillados.
Misterio, riesgo, extraordinario, magnífico viaje.



Luego de miles de años, cada rincón de este planeta azul
fue superpoblado por inteligencia y amores.
Y conocieron el poder de la medicina en las hierbas luego
en laboratorios.
La energía, blanca, negra, oro, trágica, luminosa, explosiva.
Y desataron las guerras.
Durante la milenaria travesía enterraron a sus muertos,
crearon música, poemas ,arquitectura, industria, ciencia.
Soñaron…y alcanzaron la Luna.
También aplicaron la intemperancia, la segregación,
la discriminación.
Retroceso, conquista de la ignorancia.

Aún sigue el misterioso viaje, quizás sea la última etapa,
Está llegando el fin en la veloz Nave Tierra,
sumergida entre el polvo de estrellas de la Vía Láctea
sumergida con otras mil millones de galaxias
en el sonido primigenio por las orillas del tiempo.
***********************************************
Se ha producido un error en este gadget.